Fuerza del Pueblo valora como positiva propuesta de desarme de la población Haitiana

República Dominicana.-El titular de la Secretaría de Asuntos Internacionales de la Fuerza del Pueblo (FP), Manolo Pichardo, valoró como positiva la iniciativa de República Dominicana, Costa Rica y Panamá que procura el desarme y pa­cificación de la población haitiana, así como el fortalecimien­to de la seguridad para la celebración de elecciones libres y transparentes en esa nación.

Refirió que eso tendría resultados positivos si esa iniciativa se acompaña del apoyo y la ayuda de la comunidad internacional para buscar una salida a la crisis sanitaria y económica que vive ese país.

El dirigente político expresó que Haití necesita abocarse a una serie de transformaciones que tengan como fin crear instituciones sólidas que contribuyan con el desarrollo material y social de esa República.

“Nosotros entendemos que se debe pasar de la palabra a los hechos, ya que estas son propuestas que se han planteado una y otra vez y la comunidad internacional se mantiene indiferente a la situación de Haití”, manifestó Pichardo.

«La crisis haitiana se está convirtiendo en un problema para la seguridad nacional de los Estados Unidos y un problema de seguridad para la región, porque ya la cuestión migratoria no solo afecta a la República Dominicana sino que se han creado corredores que atraviesan todo el continente, desde el extremo sur hasta Canadá», agregó.

«Este cambio podría poner en alerta a otros países que están siendo afectados por la crisis migratoria. El mismo pronunciamiento de esta alianza es producto de ello. Costa Rica y Panamá, que son parte del corredor migratorio, igual que Colombia y otros países que veían con indiferencia este asunto, comienzan a manifestar preocupación», continuó diciendo Pichardo.

Se recuerda que en las últimas décadas Haití se ha visto matizado por la desestabilización política, social y económica, situación que ha empeorado los últimos meses con sucesos tales como la ejecución de su presidente Jovenel Moïse y el recrudecimiento de la violencia a manos de las bandas que azotan ese país día y noche causando desestabilización y desasosiego.

Hace 11 años que el país fue devastado por uno de los desastres naturales más importantes de la historia reciente, un terremoto de magnitud 7 que tuvo epicentro en Léogâne, a unos 15 kilómetros al suroeste de la capital Puerto Príncipe.

La ONU estima que casi 4 millones de haitianos, entre una población de cerca de 11.5 millones, padece inseguridad alimentaria. Un quinto de la población, cerca de dos millones de personas, se ha visto forzado a emigrar.

Compartir