República Dominicana.-El senador del Partido de la Liberación Dominicana (PLD),  José del Castillo Saviñón dijo que el flagelo de la drogas en la provincia Barahona, ha sido combatido por las autoridades de “manera tímida”.

El legislador aseguro «falta  voluntad política” para detener y combatir el narcotráfico en esa demarcación, “.También dedicarles recursos y capital humano a esta zona, que junto a Pedernales, el gobierno ha anunciado incentivar el turismo, y no hay forma que el turismo suscita o conviva con una actividad delictiva de esta naturaleza, donde los cárteles de la droga utilizan esta zona como una ruta sobre todo por mar de trasiego de cocaína desde Sudamérica”, expresó.

Castillo Saviñon, dijo que lo “preocupante de Barahona es que es la segunda provincia del país donde se incautan más drogas, lo que demuestra que el volumen del tráfico es mucho mayor al resto de las provincias de la región sur, de hecho es el segundo lugar después de la provincia Santo Domingo donde opera el Puerto de Punta Caucedo, esto da una idea de la magnitud que vivimos allí”.

Lamentó que miembros de la Policía Nacional “estén involucrados en hechos bochornosos y que su deber es proteger a los barahoneros”. Mostró preocupación por el aumento de los niveles de delincuencia, “debido a que los narcotraficantes pagan con productos que terminan en las calles y consumido por los jóvenes mas vulnerables”.

Recientemente el Juzgado de Atención Permanente del Distrito Judicial de Barahona, dictó un año de prisión preventiva como medida de coerción contra los 13 agentes de la Policía Nacional involucrados en un “tumbe” de drogas.
La jueza de Atención Permanente de Barahona, María Consuelo Valenzuela, dictó coerción contra el cabo Esteban Armando Feliz Batista (Chatica), los sargentos Frainel Féliz (Bambí), Jorge Ramón Alcántara Urbáez (Sargento Alcántara), Jordany Cuevas Méndez (Yoda), Miguel Ángel Féliz Féliz (Argenis), Oscar Andrés Valentín Jiménez (Oscalito), los rasos Iván Féliz Vólquez y Carlos David Pimentel Cuevas (Cabezón), el capitán Rafael Amaurys Medina Pérez (Patú), el cabo Juan Carlos Medina Méndez (Pelo Fino) y el raso Junior Geraldo García.

Los miembros del orden, deberán cumplir la medida en las cárceles de Jimaní, Neyba, Baní y Najayo.

Al grupo se le acusa de formar parte de un “tumbe” de 400 kilos de cocaína a narcotraficantes cuando hacían una transacción en playa Las Salinas, Distrito Municipal Villa Central, el 28 de agosto pasado.

Además que los agentes se asociaron para secuestrar a Féliz Batista, el pasado 3 de noviembre, en la carretera Barahona – Pedernales, cuando se trasladaba en una motocicleta de su propiedad.

Mientras que el Ministerio Púbico, representado por el fiscal Wellington Melo, solicitó contra el grupo de uniformados, 18 meses de prisión y que el caso sea declarado complejo.

Compartir